¿ Emprendedor o empresario?. Emprendesario

Emprender a los 40

¿ Emprendedor o empresario?. Emprendesario

 

En estos momentos que se habla tanto de emprender y que hacen falta emprendedores para remontar la crisis, me he llevado una desilusión muy grande con la ley de emprendedores que acaba de salir en España. Por lo visto, esta ley resume que ser emprendedor tiene edad. Es decir, si eres hombre hasta los 30 años y si eres mujer, hasta los 35. ¿Y los que iniciamos un negocio con 40 años? ¿Qué somos?¿Y los que cumplen 50?. 

Cuando celebré el 25 aniversario de la salida del colegio, mis compañeros me decían…¡Estas igual!. Es una alegría que te digan eso con 43 años. Y de repente…viene un BOE y te dice que no: que no estás igual,que usted es un “Señor con experiencia “ con supuestamente algún dinero y que si quiere emprender, usted no es un emprendedor, es un empresario.

Si no tenía canas, ya me están saliendo.

Pero ¿Cuál es la diferencia entre un empresario y un emprendedor?  Estos términos han sido  utilizados indistintamente años atrás, dándole más peso al poderío económico de uno frente a las ganas del otro. Pero hoy en día, muchas personas con edades superiores a los 35 años, se han lanzado al mundo de la empresa por diferente motivos, pero fundamentalmente por no encontrar trabajo por cuenta ajena.

Empresario y emprendedor tienen un significado diferente y esas diferencias son las que voy a tratar de averiguar. Para ilustrar y comprender con sencillez y claridad la diferencia entre el empresario y el emprendedor, vamos a tener un cara a cara entre uno y otro... Así que  comienza la pelea.

 

EMPRESARIO

 EMPRENDEDOR

1.- Titular propietario o directivo de una industria, negocio o empresa.

1.- Que emprende con resolución acciones o empresas innovadoras.
2.- Inicia un negocio de una idea o concepto existente.  2.- Inicia un negocio de su propia y única idea o concepto.
3.- Tiene muchos rivales de negocio.  3.- Su rival en los negocios es él mismo.
4.- Se centra en la competencia.  4.- Se centra en la cooperación.
5.- Ocupado en su visión de  negocio y no en la ejecución directa.  5.- Es el único ocupado en la preparación de su nueva empresa.
6.- Su negocio le da la vida.  6.- Él da vida a su negocio.
 7.- Preocupado.  7.- Preocupado y excitado.
 8.- Tiene una renta activa.  8.- Tiene un ingreso pasivo.
 9.- Contrata a personas para que aumenten la productividad empresarial.  9.- Contrata a personas para darles productividad.
 10.- Genera una relación laboral a veces distante y puede gozar de un equipo altamente remunerado. 10.- Se rodea de gente de confianza altamente motivado para poder conseguir sus metas. 

 

Se puede estar o no de acuerdo, pero básicamente se pueden resumir las grandes diferencias en extremos. El emprendedor no es una hazaña fácil en comparación con sólo hacer negocios del empresario. El empresario es una persona de negocios que se ha convertido en una persona más completa y que genera riqueza  creando puestos de trabajo, bienes y servicios útiles para la sociedad. Incluso muchos empresarios de éxito, antes de tener éxito, han sido emprendedores. No es este el debate.

La pregunta es ¿qué soy yo, emprendedor o empresario?. Repasando las diferencias, me siento más emprendedor que empresario. Es cierto que con la edad tengo más experiencia y más recursos para montar una empresa, pero no los suficientes para llegar a ser empresario. ¿Y todos aquellos emprendedores de los 90 que llegaron a ser empresarios y tienen que empezar de nuevo y reinventarse?

El emprendimiento no tiene edad ni sexo. Ser emprendedor es una aptitud y una forma de entender la vida, durante la vida. Que nos hayan excluido de unas iniciativas y de unos derechos para favorecer el emprendimiento, no tiene que ver con la edad, sino con la situación que muchas personas mayores de 35 años les ha llevado a emprender. Por otro lado, si la ley lo que quiere es fomentar el emprendimiento. ¿Porque los que tenemos talento y experiencia adquiridos después de años trabajando para otras empresas y hemos decidido hacerlo de forma autónoma, no se reconoce como emprendimiento?

Hay mecanismos de sobra en la administración para saber si eres emprendedor o empresario. Un pago único por adelantado con 37 años, un plan de empresa y una vida laboral anterior por cuenta ajena, bastarían para estar incluido en la ley.

Al final me siento EMPREDESARIO. Asumo mi condición de innovador (que en mi opinión es común al empresario), doy vida a mi negocio, lucho contra mí y me rodeo de gente de confianza para crear sinergias. Pero por otro lado mi experiencia adquirida estos años hace que ofrezca algunos servicios que tienen un recorrido en el mercado con una metodología propia y teniendo una visión del negocio más definido, debido a que tengo más cargas familiares y la experimentación es un lujo, no una oportunidad.

Por muchos años que cumpla mi espíritu siempre será joven y emprendedor y con la tinta del BOE, teñiré mis canas.

Artículos Relacionados

About the Author

Manuel Herrero López

Manuel Herrero López

Manuel Herrero López, Socio Consultor de Sinergias Globales de Marketing y experto en Ventas y Marketing con una larga trayectoria profesional previa en  Consultoras y empresas privadas a nivel nacional y multinacional.

Deja un comentario

Estás comentando como invitado.
UA-38326546-1